Los sistemas fotovoltaicos pueden ser instalados en varios locales.
Abajo están los principales tipos de instalaciones:

Ilustração do sistema fv conectado a rede


En edificaciones conectadas a la red

Este es el tipo más común de instalación fotovoltaica, el que generalmente sustituye revestimientos arquitectónicos de edificaciones, como tejados y fachadas, o se sobrepone a estos. La energía generada puede ser inyectada en la red eléctrica de nuestras ciudades.

Vea abajo una animación explicando el funcionamiento de un sistema conectado a la red eléctrica.

Entienda cómo funciona la energía solar fotovoltaica


Pinche aquí para ver esa animación más grande.


En áreas aisladas

 

Son instalados en áreas de difícil acceso a la red eléctrica. En este caso, el sistema fotovoltaico es la única fuente de electricidad y hay que utilizar baterías para almacenarla. sistema fv off-gridSe puede generar energía para sólo una vivienda o formar parte de minirredes para atender a una pequeña comunidad. En sistemas híbridos – en este caso, la generación fotovoltaica funciona en conjunto con otras fuentes de energía, como la eólica o de motores a diésel. Esos sistemas son más complejos, pues exigen un control capaz de integrar las diferentes formas de generación de energía. Ellos pueden estar conectados a la red, aislados o sólo contar con el apoyo de la red.

 

Ilustração usina FV

En centrales fotovoltaicas

También conectadas a la red, producen una gran cantidad de electricidad en un sólo único punto. El tamaño de la usina varía de algunas a decenas de megavatios. Generalmente están cerca de industrias que exigen un mayor consumo de energía.


En bienes de consumo

calculadora solarlas células fotovoltaicas todavía pueden ser aplicadas en diversos equipamientos eléctricos, como relojes, calculadoras, mochilas, juguetes, cargadores de batería e incluso aparcamientos para la recarga de coches eléctricos. Otras aplicaciones incluyen sistemas de Riego, señalización en carreteras, postes y teléfonos públicos.